Nariz roja y otros efectos raros del consumo de alcohol

El alcohol puede afectar tu cuerpo a corto y a largo plazo. Incluso un consumo moderado pero frecuente puede llegar a causar graves enfermedades, entre ellas el cáncer. El alcohol afecta el cerebro, corazón, hígado (hígado graso, hepatitis alcohólica o cirrosis) y también es una bebida que afecta el sistema inmunológico.

Además de los efectos ampliamente difundidos por consumo de alcohol, hay algunos efectos secundarios que pueden parecerte que no tienen mucho sentido o que son extraños. Aquí algunos de ellos:
1. Pesadillas

Aparentemente el alcohol te hará conciliar el sueño y dormir mejor porque es un sedante, pero en realidad el disminuye la calidad de tu sueño.

A medida que avanza la noche, esto puede crear un desequilibrio entre el sueño de ondas lentas y el sueño REM y causar interrupciones del sueño, de acuerdo a Sleep Fpundation. El sueño REM es la etapa del sueño en la que a menudo se tienen sueños o pesadillas vívidos, lo que significa que cuando el alcohol afecta el REM, puede provocar malos sueños.
2. “Beer goggles”

El alcohol afecta el juicio. Las investigaciones sugieren que beber alcohol se asocia con sentirse más atractivo y encontrar a los demás más atractivos también. Lo que se conoce como “gafas de cerveza”.

En un estudio, los participantes que habían consumido alcohol calificaron las imágenes de personas con mayor atractivo que un grupo de placebo. Las calificaciones incluso aumentaron más para aquellos a quienes la gente no calificó como muy atractivos para empezar.

3. Nariz roja

La rinofima o nariz alcohólica, hace que la nariz se hinche, enrojezca y tenga un aspecto abultado. Aunque el abuso de alcohol no causa rinofima ni rosácea, el abuso de alcohol puede hacer que los vasos sanguíneos de la cara y el cuello se agranden creando enrojecimiento de la piel. Debido a esto, la idea de que el alcoholismo podría causar rinofima se mantuvo durante muchos años.
4. Depresión

El alcohol es un depresor. El alcohol es una sustancia engañosa que hace que el cuerpo libere endorfinas (lo que nos hace sentir relajados y eufóricos), pero también puede exacerbar los efectos de ciertas afecciones, incluidas la ansiedad y la depresión, sobre todo si se está predispuesto a los trastornos de salud mental. Alcohol. org señala que en algunos casos, el consumo excesivo de alcohol puede incluso provocar pensamientos o tendencias suicidas.
5. Te impide crear recuerdos

Grandes cantidades de alcohol, pueden producir un desmayo o un intervalo de tiempo durante el cual la persona intoxicada no puede recordar detalles clave de eventos, o incluso eventos completos.

El alcohol no te olvidar, en realidad te impide crear nuevos recuerdos a largo plazo mientras estás borracho. Puedes “recordar” lo que está sucediendo a corto plazo, como recordar que tu amigo acaba de llegar a la fiesta, pero esos recuerdos pueden no estar allí por la mañana siguiente, según explica el departamento de salud de Queensland (Australia).
6. Diarrea

El consumo de alcohol puede provocarte diarrea, especialmente si bebes con el estómago vacío. Son varias las causas por las que puedes tener diarrea al beber, una de ellas es porque se acelera la digestión, los músculos del colon se contraen con mayor frecuencia para expulsar las heces más rápido de lo normal. Esto provoca diarrea por la falta de tiempo en los intestinos para digerir, según explica Medical News Today.
7. Mal aliento

El mal aliento de un bebedor es porque cuerpo trata esta sustancia como una toxina, por lo que intenta convertirla en una sustancia química menos dañina. A través del metabolismo, el 90% del alcohol se convertirá en ácido acético, pero una parte se liberará a través del sistema respiratorio y a través del sudor.

8. Antojos de comida chatarra

Los antojos de alimentos salados y grasosos tienen varias razones, una de ellas es que los alimentos grasos revestirán tu estómago, protegiéndolo del exceso de ácido y haciéndote sentir menos enfermo. Otra razón es porque el alcohol es un diurético y le hace orinar mucho. Los anhelos salados pueden responder a una necesidad de reponer electrolitos en tu cuerpo.

También hay la hipótesis de algunos científicos que señala que el alcohol activa las células cerebrales que normalmente te dicen que tienes hambre, haciéndote querer comida tanto si la necesitas como si no.
9. “Beer Potomania”

La potomanía de la cerveza conduce a la fatiga, mareos y debilidad muscular. Se trata de un síndrome único de hiponatremia. La revista médica Cureus dice que este este síndrome se informó por primera vez en 1972 y se describe como la ingesta excesiva de alcohol, especialmente cerveza cuando la concentración de sodio en la sangre es anormalmente baja.

ELDIARIONY

About Turismo98

Turismo98 Nace de un pensamiento del comerciante Dominicano (Alfonso Aybar) para difundir Los Boleros mas famosos de toda latino America. Programacion de primera y un equipo de trabajo que ademas de la buena musica te mantiene actualizado con noticias, consejos de salud, mensajes positivos, y mas..

Te Puede Interesar

La mejores dieta para combatir la depresión?

La tendencia actual de salud y nutrición nos invita a seguir una alimentación natural de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: