Por qué los bebés recién nacidos deben consumir vitamina K

Los bebés recién nacidos son muy vulnerables, y necesitan cuidados especiales. Estos cuidados permiten que el bebé goce de buena salud y evitan el desarrollo de complicaciones o enfermedades que pongan su vida en riesgo.

La administración de vitamina K es uno de estos cuidados, y está dirigido a evitar que el recién nacido desarrolle una afección conocida como enfermedad hemorrágica del recién nacido (EHRN), que puede ser letal para el bebé.
1. ¿Qué es la enfermedad hemorrágica del recién nacido?

La enfermedad hemorrágica del recién nacido por deficiencia de vitamina K, o EHRN, se manifiesta con sangrados de diferente magnitud y que en ocasiones puede comprometer la vida del recién nacido.

La vitamina K proviene normalmente de la dieta y de la síntesis bacteriana intestinal. Al nacer, el intestino aún no está colonizado por bacterias y por lo tanto, no hay producción bacteriana de vitamina K, y al agotarse la reserva de vitamina K obtenida a través de la placenta, puede aparecer esta enfermedad que perjudica el proceso de coagulación..

Sus manifestaciones son el sangrado intracraneal, cutáneo, gastrointestinal, nasal, etc., lo cual puede derivar en una importante pérdida de sangre que ponga en riesgo la vida del infante en cuestión de minutos.

Esta enfermedad se puede categorizar en tres tipos principales:

EHRN precoz: Se desarrolla en las primeras 24 horas de vida del bebé.
EHRN clásica: Es la más habitual, y se manifiesta en la primera semana de vida del bebé, principalmente dentro de los tres primeros días.
EHRN tardía: Se manifiesta en las primeras dos semanas de vida, pero puede aparecer hasta el tercer mes. Comúnmente consiste en hemorragias intracraneales con consecuencias graves, incluyendo la muerte.

2. ¿Por qué administrar vitamina K en los bebés?

Los bebés apenas cuentan con reservas propias de vitamina K al momento de nacer, lo que los hace muy susceptibles a una hemorragia peligrosa para su vida. Concretamente, el déficit de esta vitamina induce una deficiencia de los factores de coagulación II, VII, IX y X, lo que aumenta las probabilidades de que el bebé desarrolle la EHRN.

No obstante, el riesgo de desarrollar esta enfermedad se puede minimizar con la administración de una dosis única de vitamina K, generalmente de manera intramuscular en el muslo.

La inyección de vitamina K ocurre justo después del nacimiento. Mientas que los bebés nacidos a término con 9 meses de gestación reciben 1 mg de vitamina K, los bebés prematuros reciben la mitad.

La administración de vitamina K se realiza en una sola dosis, y es preferible que se realice intramuscularmente pese a que también es susceptible a la vía oral. Esto se debe a que se ha probado que la vitamina K es más efectiva cuando por esta vía.

Eldiariony

About Turismo98

Turismo98.com En Contacto Con El Cielo. Es una emisora del pueblo y para el pueblo. Que ha sido diseñada por Melanie Silvestre para llevar a quien necesite, esperanza y paz. A través de los temas de salud, temas bíblicos, las reflexiones y la música cristiana, te transmite un refrigerio espiritual, para refrescar el alma. Dios llena tu vida de muchas bendiciones!

Te Puede Interesar

¿Es necesario realizarte el Papanicolaou después de una histerectomía?

Aunque la histerectomía es un procedimiento quirúrgico que puede salvarnos la vida, por ejemplo, cuando …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: